Cuba impulsa el desarrollo de la energia solar con ayuda de empresas extranjeras

SolarLatam LATAM

Este año, la isla comenzó la construcción de 59 parques fotovoltaicos con el propósito de avanzar en su estrategia de cambiar la matriz energética para generar energía limpia y reducir su dependencia del petróleo.

Hoy, 3 de noviembre, finaliza la XXXV Feria Internacional de La Habana, que abrió sus puertas en La Habana el pasado 30 de octubre con el fin de captar inversión extranjera en la isla. En este marco, la agencia EFE ha publicado hoy que empresas de España y Alemania instalarán paneles solares en Cuba. En concreto, la empresa española Assyce Yield Energía S.A. y la alemana EFF Solar S.A. instalarán módulos solares para generar 100 megawatt/hora de electricidad a las provincias occidentales cubanas de Pinar del Río, Artemisa, Mayabeque y Matanzas.

Cada una de las empresas firmó un contrato con la Unión Eléctrica de Cuba, que establece la venta por un período de 25 años, en el caso de Assyce de 55 megawatt/hora para Pinar del Río y Artemisa, mientras EFF suministrará otros 45 megawatt/hora a Mayabeque y Matanzas.

Según explicó Déborah Rivas, directora general de Inversión Extranjera del Ministerio de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera (Mincex), está previsto que ambas empresas comiencen a inyectar electricidad al Sistema Electroenergético Nacional en 2018.

Rivas añadió que en 2017 se han aprobado otros proyectos vinculados con la energía renovable, en particular en la fotovoltaica y eólica. Actualmente, en la isla solo un 4,6 % de la generación eléctrica proviene de fuentes renovables y los objetivos marcados para el año 2030 deberán aportar al menos un 24 % de energía limpia. Con este fin, en agosto del pasado año asociaciones de Cuba y España firmaron un acuerdo de cooperación para desarrollar la solar. Además, Cuba tiene prevista la instalación de 700 megavatios solares de cara a 2030, según las directrices fijadas en 2014 en la Política de las Fuentes Renovables y el Uso Eficiente de la Energía.

Para alcanzar este objetivo, la isla ha comenzado este año la construcción de 59 parques solares. Así no solo se avanza en su estrategia de cambiar la matriz energética para generar energía limpia, y sino que se reduce la dependencia del petróleo subsidiado que recibe de Venezuela, que, según publica EFE, bajó de 110.000 barriles diarios a 87.000 en 2016 y algunos analistas calculan que este año se ha reducido a unos 55.000 al día.

Desde la puesta en vigor en 2014 de la Ley 118 de Inversión Extranjera, Cuba ha dado luz verde a la inversión y los negocios internacionales. El grueso de esos negocios aprobados hasta la fecha, con capital estimado en más de cuatro mil millones de dólares, se concentran en el turismo, la industria, la energía, la construcción, el sector logístico, agroforestal y alimentario, la prospección petrolera, el área bancaria financiera, la minería y el transporte.

VIA PV MAGAZINE

El Gobierno de Colombia estima que para 2028 podría haber entre 143 y 239 MW de energía solar

SolarLatam Colombia

Parece ser que directivos de la compañía energética colombiana Celsia han afirmado que, según las estimaciones del Gobierno, el país podría contar en 2028 con entre 143 y 239 MW de solar. A pesar de que la empresa comunicó el pasado mes su intención de instalar 250 MW de potencia fotovoltaica en Colombia y Centroamérica, SER Colombia, la Asociación de energías renovables del país, lamenta el lento desarrollo de las renovables.

“No es un tema de costos ni de desarrollo de grandes infraestructuras”, dice Alejandro Lucio Chaustre, presidente de SER Colombia. “Un proyecto de energía solar, a diferencia de una hidroeléctrica, cuya construcción puede tardar entre 8 y 10 años, se puede desarrollar de uno a un año y medio, con una inversión mucho menor, incluso si se trata de proyectos a gran escala”, afirma.
Pero el desarrollo de estas energías en el país no requiere solo de buenas intenciones, ni mucho menos de grandes recursos, que los hay. El nudo que hace que esos proyectos no avancen con la rapidez que podrían está, en buena medida, en el frente regulatorio.

Chaustre sostiene que “Colombia tiene las condiciones para seguir avanzando en este frente. El recurso para generar con viento y con sol es de talla mundial, pero se requiere que se materialice un mecanismo regulatorio diferente al existente que haga viable el cierre financiero de los proyectos a gran escala, pues con lo que existe hoy no se podría”.

Para Germán Arce Zapata, ministro de Minas y Energía, el potencial del país alcanza los 42.000 megavatios de energía solar y 15.000 de eólica, solo en La Guajira.

Colombia tiene desde marzo de este año un nuevo marco regulatorio para la generación distribuida, fecha en la que se reglamentó la Ley 1715 aprobada en 2014. Las nuevas reglas garantizan a los productores-consumidores con instalaciones de hasta 100 kilovatios exenciones arancelaria y del IVA, y contemplan también mecanismos simplificados para la conexión y la comercialización del excedente.

Muchos proyectos han arrancado en el último año, entre ellos, Celsia anunció en septiembre un proyecto de 80 MW en Santander, conectó en el mismo mes el primer parque solar del país, e inauguró en mayo su primer techo solar con beneficios de la Ley 1715. En un escenario de tarifas de la electricidad muy elevadas, el crecimiento que deberían garantizar las nuevas reglas podría ser de volúmenes significativos y a corto plazo, pero aún no termina de arrancar.

VIA PV MAGAZINE